El porno graffiti, un arte callejero

Siempre hemos relacionado el graffiti con pandilleros o skaters con ganas de perder el tiempo, recién últimamente podemos pensar en arte al ver algunos trabajos en murales pero son escasos la verdad los trabajos que encajan en esa categoría. Pero bueno, lo que sí estoy seguro es que muy pocos por no decir ninguno vincularía los graffitis con el sexo ya que son temas que rara vez van de la mano.

Pero es un placer para mí comentarles que hay un artista que combina el arte urbano del graffiti con el erotismo. Les estoy hablando de ‘Lush’, un australiano conocido por su extensa obra de grafitis mayoritariamente centrados situaciones sexuales y eróticas. El hecho de que sea anónimo y no se conozca su rostro le otorga un halo de misterio único. Sin dudas estamos ante un gran artista que en el bajo mundo es conocido como el ‘rey del pornograffiti’.