La escena que vais a ver a continuación fue publicada en X-Art muy poco después de que se confirmara la recuperación de Little Caprice de sus severos problemas renales, aunque lo más probable es que llevase filmada desde poco antes de su crisis. En ella, la jovencita checa más querida  ejecutaba un anal de una forma a la que no estamos todavía habituados, con la suavidad edulcorada que caracteriza todo el catálogo de esta productora. Aunque tras haberla visto gritar de dolor bajo la batuta de Pierre Woodman, esto parece un paseíto por el campo.

 

Comentarios:

comments powered by Disqus