Ojalá se prodigara más, pero por lo visto la imponente colombiana sabe el exquisito manjar que ella misma constituye, así que dosifica sus apariciones porno como si fuesen gotas del más caro perfume. Su última escena fue la que veréis a continuación, junto al negrazo Justin Slayer, para Booty I Like #7, que salió en octubre. Por suerte, ya se ha confirmado que tras un receso considerable esta diva de exacerbada sensualidad volverá a las andadas en enero con la parodia porno de Kick Ass.

 

Comentarios:

comments powered by Disqus