Para estar ejerciendo durante algún tiempo en este mundillo tienes que tener, o mucho estómago, o unas ganas de rabo insaciables, y todo apunta a que la menuda es una ninfómana de cajón, una mujer para la que divertirse durante una escena es tan o más importante que el cheque que viene después. Buena prueba de ello es uno de sus trabajos para el website ManoJob, una página dedicada exclusivamente a filmar a jóvenes pornstars masturbando a su actor. Al parecer la pasión del momento desbordó a Riley y no pudo evitar que el pene de su compañero se deslizara “accidentalmente” al interior de su vagina durante unos segundos. Cosas que pasan.

 

Comentarios:

comments powered by Disqus