Así es la vida de un Gigolo

La gran mayoría de hombres, generalmente en la adolescencia, hemos fantaseado con la idea de ganarnos la vida como gigolós. Y es que de buenas a primeras parece el trabajo perfecto: te tiras a flacas y recibes un buen billete. Suena bien ¿no? Pero la cosa no es tan fácil, no vayan a creer que dedicarse al oficio de gigolo o puto es tal y cual lo muestra el patético Rob Schneider en la divertida película ‘Deuce Bigalow, male gigolo’ y su posterior secuela, en el documental veremos la vida de gigolo siguiendo a tres de ellos.

Compartir: