Cámara oculta a una Coreana

Supuestamente se trata de un salón de masaje coreano, donde las señoritas hacen unos masajes muy especiales, en las partes de sus clientes, lo que viene a ser un puticlub en toda regla.

El cliente esconde una cámara y graba todo el polvo, cómo la profesional le chupa la polla, le pone la gomita y se sube encima para cabalgar, sin desperdicio.

Compartir: