El mejor espectáculo taurino

O el único que deberíamos ver: mujeres atractivas montando toros mecánicos y sembrando la lujuria en las fértiles mentes de los presentes, un potentísimo espécimen, de curvas pronunciadas, con la cantidad idónea de ropa para estos temas (esto es, poca o ninguna) y muy consciente de lo que está a punto de sugerir a quienes la ven.

Compartir: