El primer anal de Rachel Starr

La película, que lleva por título Rachel Starr Is Bad Ass, deja atrás una larga espera e infinidad de rumores sobre una desvirgación que parecía ya imposible. Por si hay alguien despistado por aquí, recordaré que estamos ante treintaypico pulgadas de trasero, lo cual equivale a casi un metro. Y uno ya puede imaginarse el juego que ofrece un pandero de estas características, más aún cuando es penetrado analmente por vez primera delante de una cámara.

Compartir: