Estrenando el culo de MacKenzee Pierce

MacKenzee Pierce trabaja como secretaria en una aburrida oficina donde casi nunca pasa nada interesante. Su única labor es la de atender llamadas y pasar recados a sus compañeros de oficina, así que las visitas de técnicos y repartidores son una buena oportunidad para saltarse la rutina y hacer algo diferente.

Para que acuda un técnico, MacKenzee Pierce ha atascado la impresora con fotocopias de sus tetazas, a ver si así se anima a echarle un buen polvo en mitad de la oficina. Y vaya si la ha captado, se nota que el técnico de las impresoras hacía tiempo que se había fijado en MacKenzee Pierce, concretamente en su culazo, y hoy que se le ha puesto a tiro no va a desaprovechar la oportunidad de taladrar su culo y correrse sobre tan firmes glúteos.

Compartir: