Felando se entiende la gente

«Disculpa, ¿puedes hacer otra vez eso con la botella?», le pregunta el tipo que filma con el móvil a una desconocida durante un partido de los Cardinals de Arizona contra los 49ers de San Francisco. La chica se hace de rogar, pone como excusa que hay niños cerca mirando, pero al final accede y hace algo que todas nuestras amigas han hecho en alguna ocasión para suscitar el cachondeo: meterse la boquilla del botellín hasta la campanilla. Hasta aquí nada especialmente escandaloso. Pero el tipo quiere más y le echa morro: «Ahora hazlo con la mía», le pide. Y a juzgar por el ímpetu de ella, uno diría que esa noche acabó bien.

Compartir: