La checa Katka entre dos pollas

Este es ya el segundo que realiza para X-Art, que como sabéis es una de nuestras productoras favoritas por el cuidado y elegancia de sus escenas. Eso sí: ahora la escena cuenta con dos chicos, en lugar de llamar a una amiga. Un señor polvo para gourmets con una chica guapísima que nos dice más que muchas siliconadas llegadas de América. Eso sí: lo de besar a la diosa cuando tu compañero acaba de sacar el rabo de la boca a mí me da cosilla. Para que luego digan que el trabajo de actor porno es algo sencillo y siempre exento de problemas. Es, sin duda, un trabajo con muchos sacrificios.

Compartir: