La hermosa rusa Nataly Gold

El caso es que esta sílfide de pocas curvas es de esas que se las apaña para calentar al personal encajando a las mil maravillas en el glamour porn, tan en boga estos últimos años, por varias razones: es realmente guapísima, chupa con relativa fruición, sabe montar y, sobre todo, sabe interpretar el tipo de porno en el que trabaja y actuar en consecuencia. El anal, como buena pornstar rusa, también es otro arte que domina sin problemas.

Compartir: