La novata Dillion Harper

Seguimos descubriendo señoritas de vida disoluta que en los últimos tiempos han decidido apuntarse a esto de comer rabos ante las cámaras para ganarse la vida. La de hoy resulta particularmente adorable, con esa nariz respingona, aunque con un cuerpazo con líneas de bikini que le inspira a uno hacerle cosas bastante más sucias que pellizcarle las mejillas. Se llama Dillion Harper, entró en el asunto del mete-saca hace solo tres meses y ya cuenta con escena la mar de disfrutables como la de hoy.

Compartir: