Las cámaras de seguridad y sexo al paso

Actualmente en esta época de inseguridad ciudadana, las cámaras de seguridad están en todas partes. Las podemos ver ubicadas estratégicamente en avenidas, discotecas, oficinas, casas, residencias, casinos e inclusos baños. Esta obsesión por la seguridad sin duda alguna ha hecho pensar dos veces a los ladrones antes de cometer algún delito, pero bien dice un dicho que ‘cuando llueve todos se mojan” y eso es lo que ha pasado con los amantes furtivos que de pasada se han visto afectados con esta onda de grabar todo lo que pasa.

Compartir: