X-Art sigue sublimando el sexo lésbico

No le faltaba razón, pero es una expresión que podemos hacer extensiva a la práctica totalidad de esta peculiar productora: su cuidado extremo a la hora de elegir a las modelos le está otorgando una nueva brecha de mercado en el negocio. La escena que sigue es más reciente y quizá mejor, no por sus protagonistas (Erica, la rubia, portuguesa; y Silvie, checa), sino por la intensidad del encuentro, poco recomendable si no tenéis cerca un vaso de agua fría.

Compartir: