Jessie Rogers se pasó al punk

Rescatamos un escenón que intentamos publicar y la providencia nos lo negó, un vídeo mostrando a Jessie Rogers comportándose como una auténtica cerda y no el angelical cisne que es. Eso debieron de pensar los señores de Brazzers, así que la colocaron en un papel que era exigente y que le obligaba a sufrir esa metamorfosis anhelada. La dulce brasileña es aquí una punk guarrilla y okupa a la que un agente de policía debe desalojar del edificio. El problema es que cuando el poli Mick Blue acude en nombre de la ley, Jessie está en pleno calentón solitario. Y con ese culo, esas medias rotas y ese maquillaje, cualquiera es capaz de resistirse.

Compartir: